Jacinto Moros

FID, 2019
Escultura
95 x 95 cm
Ediciones: 25
2.100 €
2 personas están viendo esta obra
Obras certificadas

Obras certificadas

Todas las obras de arte que encontrarás en nuestra tienda online cuentan con Certificado de Autenticidad.

Somos expertos

Somos expertos

Con más de 20 años de experiencia en coleccionismo y mercado del arte, seleccionamos obras de arte entre destacadas galerías.

Paga cómodamente

Paga cómodamente

Compra arte pagando en 3 plazos sin intereses o en 12 meses gracias a Sequra.

Asesoría online

Asesoría online

Te ofrecemos un servicio de asesoría personalizada, sin compromiso, y recibe las propuestas de nuestros expertos.

Ver más obras de este artista

 

 

Descripción
Jacinto Moros
Jacinto Moros es un escultor y artista gráfico español nacido en Albacete en 1959. Comenzó sus estudios en la Escuela de Artes y Oficios de Albacete y posteriormente se trasladó a Madrid para estudiar Bellas Artes en la Universidad Complutense.La obra de Moros se caracteriza por una obsesión por la forma y el movimiento, que se refleja en la curvatura y dinamismo de sus esculturas y grabados. La influencia de la tradición escultórica española es evidente en su trabajo, pero Moros la lleva a un nivel más abstracto y conceptual, explorando las posibilidades de la forma y el espacio en sí mismos.En su obra gráfica, Moros utiliza técnicas como el gofrado para crear texturas y relieves en el papel, que sugieren la presencia de formas en movimiento. Sus esculturas, por su parte, juegan con la relación entre el espacio y el objeto, creando formas que parecen surgir de la nada o desaparecer en la distancia.A pesar de su interés por la forma y el movimiento, la obra de Moros no se limita a lo puramente abstracto. En sus esculturas se pueden detectar influencias de la naturaleza y la arquitectura, y en su obra gráfica a menudo se pueden distinguir elementos figurativos. Esto le da a su trabajo una dimensión más amplia y universal, que trasciende los límites de lo puramente formal.Moros ha expuesto su obra en numerosas exposiciones individuales y colectivas, tanto en España como en otros países, y ha recibido varios premios y reconocimientos por su trabajo. Su obra forma parte de importantes colecciones públicas y privadas, y ha sido objeto de estudio y análisis por parte de críticos y teóricos del arte contemporáneo.

 

El culto a la curva desarrollado por Jacinto Moros en su obra goza, como buena producción de sólidos fundamentos, de una textura prismática por la que se expanden las interpretaciones y las ricas metáforas. Un caleidoscopio que arroja lecturas formales como la medida abstracción de sus gofrados o el juego de niveles que caracteriza a sus esculturas de madera. A partir de estos dos núcleos creativos nace una poética en torno al movimiento. Las formas fluyen y el dinamismo recoge las principales virtudes de nuestra tradición escultórica. Ya sea en un terreno como el plano, presente en su obra gráfica, o en el desafío espacial de las piezas tridimensionales. Estamos ante un trabajo meticuloso y experimentado en el que advertimos la paradoja del movimiento sostenido, ese instante eterno que olvida su origen y sus posibles ramificaciones, que aun siendo conceptos omnipresentes, no resultan condicionantes. Las obras de Jacinto existen, viven en el momento, dialogan amablemente con quien las contempla e incluso comparten sin vanidad la atemporalidad que las nutre. De ahí que dichas curvas, protagonistas formales de su producción, se sientan igual de cómodas entre cálculos euclidianos como entre las más valientes teorías relativistas. Porque otra de las constantes sutiles en las obras de Jacinto son los diálogos que establecen ciencia y naturaleza. La ciencia, el proceso; la naturaleza, el árbol que muta en madera y, a su vez, se transforma en el papel que también ejercerá de materia prima. Giros procedimentales tan fluidos como los tirabuzones que describen sus esculturas, en las que la inspiración de Jacinto las impele como un motor de reacción y los materiales componen unas estelas. En ellas identificamos las medidas humanas o el comportamiento de la energía al interactuar tanto con las superficies como con las fuerzas que rigen el universo. La referencia a Bertrand Russell es casi inevitable cuando, al hablar de las matemáticas, insistía en, no solo en la verdad inherente a ellas, sino también en la belleza suprema que representan. En sus palabras, “una belleza fría y austera, como aquella de la escultura, sin apelación a ninguna parte de nuestra naturaleza débil, sin los adornos magníficos de la pintura o la música, pero sublime y pura, y capaz de una perfección severa como solo las mejores artes pueden presentar. El verdadero espíritu del deleite, de exaltación, el sentido de ser más grande que el hombre, que es el criterio con el cual se mide la más alta excelencia, puede ser encontrado en la matemática tan seguramente como en la poesía.” Naturalmente, los cálculos de Jacinto van más allá de la belleza fría y austera de Russell al añadir a sus obras la dimensión humana y sublime implícita al color. Humana en la viveza que exhiben las esculturas, sublime en el blanco puro que gobierna el resto de piezas, donde, como ocurre con la propia vida, su crecimiento depende de una luz exterior. Como proyecciones del alma, cada curva representa a una pulsión, los virajes a los que nos suelen llevar las contradicciones, a los ciclos naturales, a las simetrías y, finalmente, a los ascensos y descensos que caracterizan a cualquier búsqueda de respuestas y el tan deseado libre albedrío.
Certificado

Esta obra incluye un certificado de autenticidad. Un certificado de autenticidad es un documento de una fuente autorizada que verifica el valor de autentificación de la obra de arte. El certificado puede estar firmado por el autor de la obra, por la galería representante o por el grabador que colaboró con el artista en la obra.

La información que suele incluir un certificado de autenticidad es: nombre del artista, detalles de la obra (título, fecha, soporte, dimensiones) y una imagen de la misma.

Materiales y cuidados
Recomendaciones para una conservación adecuada de las obras de arte:
  • Mantener las obras de arte alejadas de la luz directa del sol y de cualquier otra fuente de calor (calefacción, aire acondicionado, etc.) Evitar colgar las obras cerca de zonas con humo y contaminación (como chimeneas o cocinas). Te aconsejamos proteger los cuadros con un marco de cristal.
  • Evitar las alteraciones bruscas de temperatura. Se recomienda conservar las obras pictóricas en zonas con temperatura ambiente de entre 18-20º y un 50% de humedad relativa.
  • Si se quiere iluminar la obra de forma permanente, aconsejamos utilizar focos de luz fría. Utilizar un plumero suave para la limpieza periódica de la obra. Nunca usar limpiador doméstico.
Envíos y devoluciones
  
El envío suele tardar alrededor de 7 días. Los gastos de envío se establecen en función de la ubicación de la galería y del tamaño de la obra. Se incluyen los costes de los materiales de embalaje. 
  
Las compras realizadas a través de la web de RedCollectors (www.redcollectors.com) se pueden cancelar en un plazo de 24 horas. Después de este período de tiempo, la compra se considera definitiva.

Las obras adquiridas por otros medios distintos a la página web wwww.redcollectors.com cuentan con un plazo de 14 días para ser devueltas a través de RedCollectors. La devolución se realizará al mismo método de pago por el cual realizó la compra. Si tienes dudas o necesitas ayuda sobre envíos y nuestra política de devoluciones, por favor ponte en contacto con nuestro equipo: info@redcollectors.com
Servicios postventa

En RedCollectors ofrecemos los servicios de posventa de:

  • Enmarcarción
  • Seguro
  • Gestión de transporte nacional e internacionales para cualquier tipo de compra

Para más información sobre los servicios de posventa ponte en contacto con nuestro equipo: info@redcollectors.com

Pintura

Grabado

Escultura

Fotografía